Esquerra de postureo

Esquerra de postureo

Que las fábricas de fronteras del independentismo estén alimentadas por ciertos sectores de la burguesía lo puedo entender €€€. 

Me cuesta más entender lo de Esquerra. ¿Cómo un partido de “izquierda” puede ser nacionalista?. Me los imagino cantando la intranacional y hablando de la redistribución (pa mi) de la riqueza y la solidaridad (pa mi també).

Votar Esquerra es votar una falsa izquierda que es más independentista que catalana. Son arquitectos de la demagogia reversible y chefs en la cocina del topicazo fácil. Cómplices absolutos del estereotipo “indepe” que sufren los catalanes y que hay que limpiar del subconsciente colectivo.

Hablemos en serie

Hablemos en serie

¿Qué pasaría si usáramos la lógica separatista y nos dejáramos guiar por la demagogia popu-listilla? 

  • A Luis Roldán lo encerraron sólo por defender el amor libre.
  • A Ruiz Mateos lo persiguieron por crear puestos de trabajo.
  • A Gil y Gil lo procesaron sólo por defender el deporte.
  • Lo de Tejero fue una persecución por cumplir con su deber.
  • A Artur Mas se le juzga sólo por poner urnas.

Y podríamos seguir así todo el día. ¿Qué tenían estos señores en común? Que cometieron ilegalidades de mayor o menor calado. Pero sólo uno de ellos cuenta con un departamento de marketing,  medios de comunicación, gente poderosa y sectas apoyándolo. ¿Adivinas cual es?

Al catalán valiente

Al catalán valiente

¿Por qué defender el bilingüismo si lo tenemos garantizado? ¿Para qué proclamar que no queremos nacionalismos? Al fin y al cabo nos protege la ley… ¿No?

Pero la realidad es que las élites separatistas tienen poder y dinero. Controlan la cultura, los medios y la vida política. Las sectas pro-fronteras tienen gran poder de movilización.

Y así la identidad catalana está siendo suplantada por los títeres del separatismo que se atreven a dictar qué significa ser un buen catalán. Utilizan argumentos democrónicos para aparentar una supuesta agresión que no existe. Les da igual el precio que paguemos, sólo les importa su objetivo.

Esto amigo mío requiere que te rebeles y defiendas lo que es de todos. Ya no estás defendiendo tu tierra, además estás luchando para que nadie te incluya en un pack ideológico low-cost.

Hay que demostrar a toda España que Catalunya no está carcomida por los fabricantes de fronteras. Habla, sé libre, muévete, sal a la calle, vota… defiende tu modo de vida y el de tus vecinos. Lee mucho y de todos los colores, viaja todo lo que puedas. Conviértete en un martillo contra los tópicos que hacen creer que hay elementos diferenciadores.

Sé valiente, descubrirás que somos muchísimos los que estamos juntos y hartos del nacionalismo excluyente. Si tan solo una cuarta parte de la gente normal lo deja muy claro, los separatistas recordarían al instante que son una minoría y que el dinero no lo puede todo.

Unidos por la ilusión

Unidos por la ilusión

Aunque  el ruido de la radicalización y los mensajes de odio nos esté dejando sordos conviene recordar que hay mucho más allá de los políticos fabricantes de fronteras. 

Hoy he leído sobre Unidos sí, un movimiento de gente de izquierdas sin complejos a la hora de luchar por España. 

Me he afanado en buscar águilas imperiales en su página web pero no las he encontrado. Sorpresa, se puede ser patriota y de izquierdas. Son gente normal que ignora el nacionalismo y dice sin miedo lo que piensa.

Ánimo amigos. Os deseo desde aquí mucha fuerza para destruir topicazos. Luchemos por nuestro futuro todos juntos con ilusión y pensamiento crítico. Pero juntos.

Daré mi vida por tí

Daré mi vida por tí

Mi familia es lo primero pero daría la vida por salvar a la hija del vecino si se estuviera ahogando. Si me encuentro a un hombre asiático en un incendio arriesgaría todo igualmente. 

Ese sentimiento es maravilloso, el ser humano es increíble. Pero eso no resta un ápice de orgullo por mi familia. Invertiré todo mi esfuerzo para que les vaya muy bien en la vida.

Pues esa energía es idéntica a la del patriotismo. Quierer a mi sociedad por encima de todo y tener el compromiso de mejorarla sin ignorar al resto del mundo.

Voy más lejos. Si en mi patria hay conservadores o incluso fascistas no deseo que se mueran. Al revés, quiero convencerles de que estamos juntos. Entiendo sus miedos y motivaciones, los tolero porque esa es la base de la democracia. Y nunca desistiré de hacerles entender mi visión opuesta a la suya.

Los españoles somos valientes y trabajadores, emprendedores y solidarios. Hay españoles creativos, otros bohemios y los hay que nos sustentan partiéndose la espalda en el campo. España tiene mucho, muchísimo que mejorar. Sigo viendo mil defectos porque no soy nacionalista, es decir no estoy ciego.

El patriotismo nos pertenece a todos y no tiene nada que ver con aguilas imperiales, dictadores ni gente con la cabeza rapada.

Parlem amb propietat

Parlem amb propietat

Hoy he leído un comentario muy certero en La Vanguardia.

Referirse a la corrupción del 3% como “Operación Catalunya” es como llamar a la trama Gurtel “Operación Valencia”.

Y es que le seguimos el juego a los políticos nacionalistas, dejemos de hacerlo. Ellos quieren que pensemos en una Catalunya y una España enfrentadas.

No me gusta que esté el PP en el gobierno, no me gustan sus tramas y corrupciones. Pero el estado es más que eso. Luchemos para que las leyes se cumplan por igual en Valencia, Barcelona, Toledo o Calatayud.